El yoga es una práctica milenaria que utiliza una serie de posturas y ejercicios de respiración para ayudar a relajar y unificar el cuerpo, la mente y el espíritu.

El yoga ayuda de muchas formas, contribuyendo a aumentar la conciencia sobre nuestro cuerpo, a respirar de forma regular y profunda, a mejorar el equilibrio y la coordinación, a aprender a soltar los músculos tensos, a mejorar la postura, o a dormir mejor.

La práctica deberá utilizar todo tipo de apoyos y soportes (bloques, sillas, correas, mantas, pared, etc) para posibilitar el acceso a posturas que de otra forma quedarían relegadas. Resultan de gran utilidad las posturas restaurativas, que estiran los músculos de forma pasiva, a la vez que proporcionan una relajación profunda.

A través del Yoga, las personas con algún tipo de discapacidad aprenden de manera lúdica a concentrarse, a mejorar su motricidad, a entrenar su sentido del equilibrio y a reforzar su salud y su forma física. Su comportamiento social en grupo también se ve mejorado. El yoga permite además, mejorar su confianza en ellos mismos y además, es divertido.

Desde el punto de vista médico, se comprobó que el yoga adaptado mejora la calidad de la respiración, el equilibrio, la tonicidad muscular, la percepción espacial, la flexibilidad y la confianza en sí mismo, lo cual puede mejorar considerablemente la calidad de vida de una persona con discapacidad.

“No es la persona la que debe adaptarse al yoga, sino el yoga el que debe adaptarse a la persona”.

¿Qué es el YOGA ADAPTADO?

El yoga  adaptado es una actividad de ocio que permite reanudar el contacto positivo con uno mismo. Explora a la misma vez la respiración, la relajación, y el despertar de facultades físicas y emocionales… Es además un estado de espíritu, una filosofía de vida, que no busca más que el equilibrio y la armonía en el despertar del subconsciente. Fomenta las cualidades de la no competitividad, de respeto hacia uno mismo, de aceptación con una toma de conciencia realista y positiva de los potenciales y limitaciones. Esta ciencia milenaria de origen indio, es universal. El Yoga puede ser practicado por todo el mundo, sea cual sea su cultura, edad, capacidades físicas y mentales.

Los beneficios del Yoga en el aspecto físico:

  • Mejora el equilibrio
  • Mejora la coordinación
  • Desarrolla la percepción del soplo y el dominio respiratorio
  • Desarrolla la toma de conciencia del cuerpo en el espacio.
  • Activa la circulación sanguínea
  • Canaliza y equilibra las energías

Beneficios del Yoga en el aspecto comportamental:

  • Aprender a relajarse y calmarse
  • Mejorar la concentración
  • Permite una mejor estimación de uno mismo
  • Ayudar a construirse y a percibirse de manera positiva.
  • Fomentar su creatividad
  • Permite descubrir su propio potencial y sus límites
  • Permite la disminución de la ansiedad
  • Permite encontrar su sitio en el seno de un grupo sin espíritu de competición
  • Mejorar su autonomía
  • El taller de yoga adaptado tiene una duración de una hora. Traer ropa cómoda y esterilla.